sábado, julio 28, 2007

La ola sumergida en el mar


Todo se mueve, va y viene, se queda y se mantiene. Mientras el tiempo resulta un esquivo caminante del cual los pasos son una suave bruma tras de sí, la paz de un próximo retiro, me permite alcanzar el sueño de un descanso merecido.

Ante ese próximo paradero del peregrino por la bota europea durante medio mes, reconforta saber que las bellas damiselas que cuidan mi paraíso siguen protegiendo mis ilusiones, y que cuando vuelva a la responsabilidad podré solucionar todos aquellos interrogantes que han sobrevolado mi espacio.

¡¡Que disfrutéis de las vacaciones (tanto las imaginarias como las reales)!!

P.d.Si encuentro un hueco en el trasiego italiano, mostraré un punto de locura acuariana...

6 comentarios:

Lau dijo...

pero qué suerte tienes, ya quisiera yo irme a la bota durante medio mes... ajjj, tendré que conformarme con estas cholas planas (o sandalias o chanclas o como las llamen ahí). ejjeej, un besazo

La_EsPeCtAdOrA dijo...

mira vos.. tu vienes para aca y io muriendome por ir para allà..ke cosas no? en fin..buenas vacaciones..trata de no engordar ke aki se come bien.. besitos de spaghetti..

Mikel Zebri dijo...

Lau:
Iba a decir el maravilloso paraje q tienes, al cual le deseo la mejor de las suertes para recuperar su belleza innata.
Un beso de agua revitalizadora y refrescante

la_espectadora:
Así gira, gira la vida, nos movemos en busca del paisaje q guarda nuestro interior.
Y lo de no engordar,uiii...q difícil será ;)
Un besito de horchata

fantasía dijo...

Disfruta mucho de tus merecidas vacaciones y ya nos contarás a la vuelta, cómo te han tratado por tierras italianas :))
Besitos decapuccino

FMarugan dijo...

Macho, si eliges esas fotos de fondo de tu blog no quiero ni saber como son tus camisas.

PD: La computación cuántica te la has djao para otro dia? Me has hecho perder el tiempo, pero en la oficina nos hemos descojonado un rato con tus poesías.

Gracias, en serio.

Mikel Zebri dijo...

A veces ocurre que el tiempo cubre las ilusiones con realidades y la intencion inicial se transforma en historia.