viernes, junio 09, 2006

De vuelta

Buenas al mundo,

El presente cada vez, muestra tintes de una mayor locura. Y no más bien, por la revolución de las noticias globalizadas, sino por las impresiones de uno mismo sobre su vida cotidiana.

Así, los pilares bajo los que uno se sustenta, van reformándose: unos sustituyéndose, y otros afianzándose más. Eso sirve, claro está, para reconocer los errores del pasado, y mejorar lo presente. Aunque eso provoca, en determinados momentos, temblores circunstanciales, ruidos inesperados, y quejas en el entorno.

Sin embargo, cualquier cambio es beneficioso, pero siempre despacito y con letra clara. Y en eso me encuentro, con la tranquilidad que todo lo que haré será en el buen camino, que con quien me encontraré me abrirá otras puertas, y que el camino que he recorrido ya, me ha enderezado y fortalecido.

Pero una cosa más, tened cuidado, porque vuelve este caminante como el ave Fénix, regenerado a partir de sus cenizas, con más ansias que nunca de superación y de conocimiento, abierto ante todo aquello que se le presente.

Vuelve Der Pilgrim.

3 comentarios:

Sofia dijo...

Te admiro un montón, creo que no te lo he dicho nunca...
Espero como tú aprender poco a poco, superar los cambios que tanto me aterran y resurgir de mis cenizas...poco a poco

Mikel Zebri dijo...

Sofía, gracias por el elogio, aunque no creo que sea tal. Yo también muchas veces, tampoco me doy cuenta de aquellas cosas que realmente son importantes, y no admito determinados cambios.

Sin embargo, como siempre se dice, la vida son 4 días, y ya hace tiempo atrás me propuse que ante la vida uno no puede ser cobarde. Así que me enfrenté a ella, y a veces, salgo victorioso, como otras veces, casi la mayoría, pierdo la batalla. Pero hay que buscarle el lado positivo a todo en la vida, y aprender de los defectos.
Para ello, simplemente hay que desearlo con todas las fuerzas, sabiendo que puedes lograrlo. Y, a partir, de ahí, seguro que encuentras, aquello que debes mejorar.
(Dicen algunos estudiosos que eso se llama autoeficacia)

Resumiendo, me quedo con la siguiente frase de Victor Frank:
"Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos"

Y por último, aunque no menos importante, quiero decirte que la admiración es mutua.

Sofia dijo...

Me ha venido muy bien este mensaje tuyo. Tengo ganas de que quedemos algún día y tengamos una de nuestras largas charlas :)
Un beso.