sábado, julio 22, 2006

Sentimentalismo rosa

No sé realmente lo que es.

Si cuestiones sin sentido que cubren mis pensamientos. Creo que pese a todo, no logro alcanzar ese sano equilibrio que predican aquellos quienes disfrutan de la felicidad.

Esta semana ha sido una corriente descendente, desde una cumbre despejada y soleada hasta un valle en que la luz vagamente ilumina sombras y tristeza. Todo por cuestiones unidas aunque desconexas.

Primero en el trabajo, dedicando el doble de tiempo, sin una rentabilidad clara, desfalleciendo con un hondo desánimo porque los resultados esperados no se cumplen, ni puedes ayudar con todas tus capacidades.

Segundo en lo sentimental, porque aunque no quieras, siempre surgen esperanzas. Y así, pasan los días, y todo el castillo de aire que habías construido, se va disipando, para dejar un ambiente turbio, desanimado y pesado. Y eso me lleva a sentir, que aún me falta esfuerzo y tesón para considerarme alguien autónomo. Alma en el extranjero, amor atareado.

Tercero en los planes de futuro, cuando una breve charla te traslada a una realidad triste y mezquina, en la que el mejor consejo es estar en el lugar idóneo en el momento adecuado.

Lo más curioso de todo, es que no ha pasado nada, que todo ha sido un vaivén de emociones cotidianas y vanales. Continúo con mi puesta a punto, de cara a octubre, reflexionando sobre mis capacidades intelectuales, contactando con todos mis conocidos y amigos, disfrutando del calor veraniego, leyendo sobre arte y cultura celta, aprendiendo programación, rebuscando por Internet, cuidando mi cuerpo,...

En fin, un cóctel de sensaciones emborrachadas de sentimentalismo rosa.

2 comentarios:

fantasía dijo...

Muy buenas mikel, ¡arriba ese ánimo! la vida es muy hermosa y tú un priviligiado por vivir cerquita del mar, entre otras cosas. Además, un buscador de emociones, no puede permitirse el "lujo" de desfallecer ;)
Me ha gustado tu blog, aunque me ha costado leer algunos títulos, ya que el azul, no destaca entre tanto "azul".
Besito azulado como "el gato que está..."

Mikel Zebri dijo...

Gracias por el apoyo,Fantasía, aunque como buscador, y caminante, todo queda atrás y desaparece hasta la misma tristeza. Pero como todos los sentimientos, ella misma también tiene que tener cabida en mis pensamientos.Y así, mi mente ya se ha recuperado ansiosa y determinante en pro de alcanzar el buen paso hacia mi destino.
Sin embargo, a veces, bajar un poco la vista, te permite observar todo lo que has escalado. Y la verdad es que me enorgullezco de todo lo que estoy logrando.

Sobre el blog, gracias por el comentario, aunque tomaré la nota de cambiar el color de los títulos.Es mi pequeña asignatura pendiente.Aunque puesto a sincerarme, tu blog lo considero también como un pequeño tesoro que sólo el azar del corazón te permite descubrir; un rincón de paz, donde poder reposar los sentimientos.

Desde aquí, una caricia cálida y soleada.