martes, octubre 24, 2006

Promesa que hice al mar...

Yo, hago enfrente de tí, mar, escuchando tu agitar de olas frente a la playa una promesa hoy, 11 de septiembre de 2005.

Prometo que voy a intentar hacer todo lo posible para encontrar mi felicidad, voy a huir de convencionalismos e intentaré enfrentarme a todos mis miedos y temores; haré el esfuerzo de asumir todos mis rasgos, teniéndolos presentes todos los días de mi vida.

Es un difícil camino el que ahora emprendo. Sin la ayuda de nadie ya que sólo yo puedo comenzar (tarea fácil) y acabarla (tarea complicada). Habré de asumir muchas críticas y comentarios que he de valorar en su justa medida.

Tendré que aprender mucho, habrá veces que me equivocaré, otras acertaré. Va a ser difícil pero he de tener claro que la dirección que he tomado últimamente tiene fallos y no me conduce a un buen destino.

Con todo, he aprendido, por ahora, varios aspectos: los resultados académicos sólo muestran un aspecto de mi persona, enfrentarme a rasgos de mi personalidad no lleva a un buen destino, necesitaba liberarme de la envoltura de actividades para encontrar mi propio ser.

Y así he encontrado aquello que había perdido: mis ansias de perfeccionar. De mi entorno, he de aprender muchas cosas. Pero lo principal de todo es asumir cómo soy yo. Ese es el principal reto que tengo por ahora. Y, a partir de ahí, ya indagaré en otros aspectos.

Finalmente prometo, que cuando lo consiga, volveré a este lugar para presentarme.

2 comentarios:

Lau dijo...

qué bueno, es mezcla declaración de principio, declaración de finales. Jejeje, suerte entonces en tu empeño

Mikel Zebri dijo...

Simple, fue escribir,
duro, fue admitir,
bello, fue sentir,
libre, fue vivir.