viernes, diciembre 18, 2009

El sueño de una realidad

Eres el sueño de mi vida,
atractiva, dulce, fría,
una sintonía de vivencias
con letra elegante y fina.

Eres esa musa seductora,
a tratar como una diosa
como una gata mimosa
como una yegua potrosa.

Con una piel de almizcle
flor y nata, pasado triste,
el cuerpo que siempre quise
para excitar la mente más libre.

Sé cómo recuperar tu confianza
las pautas para crecer alta
y que sientas a la esperanza
como soporte para tu alma.

Y brincar de la alegría
gozo, simpatía y fantasía
y vibrar con tu canto
mientras exista esa energía
creada cuando
estamos en compañía.

2 comentarios:

Isabel Membrado dijo...

Qué bonitas palabras las tuyas, David. Y qué envidia de la sana siento al leerte. Manejar las palabras como tú lo haces es un don. Aprovéchalo todo lo que puedas. Disfrútalo.
Y qué suerte la mía que he podido coincidir contigo.
Gracias, eres un sol!!
Abrazos a mogollón!!!!!

Isabel Membrado dijo...

Se me olvidaba, la que tiene suerte y mucha es Freyja ...