sábado, septiembre 03, 2011

PAZ DE ÁNGEL





Eclipsado por su luz 
Dolido por la perfección de su corazón 
Demasiado lejos para bombear el sentimiento
 Tan cerca del susurro de su imaginación. 

Quiero derretir el tiempo para volver a verla
 pese a que mi razón me diga que es inútil. 
Quiero escuchar sus sueños impávidos
 al regazo de una sinfonía de color. 

 ¿Es una locura o una prueba de la vida misma? 

Sólo quiero saber a dónde me llevará
el camino de los reinos olvidados.

2 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

Un maravilloso poema de la serie, "De humos y luces", de David Cebrián ;)

Muy bueno, poeta!!!

Der Pilgrim dijo...

Gracias Amelia por el cumplido! A ver cómo sigue la serie :-)