domingo, febrero 19, 2012

COSTA DE AZUCENAS


“Buenos días” -la cucharilla se retuerce.

Ángeles postrados en mostradores vacíos
cantan a la caja de los lamentos,
la nana de los aguadores.

Los juguetes se esconden.
“¡Ven a desayunar!” – se escucha en la radio de la escalera
tras gritos desoladores de fogones acuchillados

una televisión se mece en el salón;
sonidos:
pólvora,
 sangre
crisis.

“¡Quiero agua…!”

pero sólo llueve,                      pero solo llueve,                      pero sólo llueve,



c
 o
  n
   t
a
 m
  i
   n
    a
     c
      i
       ó
         n


p
 e
  t
   r
ó
  l
   e
    o



s
 i
  l
   i
c
  i
   o



Las teclas de plástico vencieron a las pelotas de plata,
para desaprender cómo se jugaba en los parques:

“¡Que te pillo!”
Una sonrisa emerge entre el neón de tu reflejo
y las sombras de metal de tu I-PAD

Y cuando te das cuenta…
No hay nadie que mire a tu latido estresado

Caen los minutos tras canas de su memoria

“¡A comer!” – nadie responde…

“¡A cenar!” – nadie quiere…

“Buenas noches, buenos sueños y que descanses”

Silencio.

1 comentario:

Der Pilgrim dijo...

Sueños de noches lucidas