sábado, mayo 19, 2012

Mi luna roja





Aguas claras, brillantes y dulces,
quiero pero desconozco cómo.
Busco y la sorpresa me atenaza.
Con solo tres sorbos de tí
me emborraché de emociones...
Hay algo en esa mirada,
un anhelo de mi querencia,
una soledad de caminos encontrados...

Te recuerdo, detalles, situaciones, lugares...
mareo me.
Quiero conocer tu piel al ritmo de esta canción
pero desconozco cuáles son sus notas:
somos dos espejos tan pegados...

Ahora, al divisar lejana la Israel judía,
me genero más dudas;
ahora, cuando los aros olímpicos se abrazan en unidad,
la lucha es más aguerrida;
a horas de asaltar La Malvina terrestre,
el miedo es McDonalds ante un adolescente...

No sé a donde mirar,
el control es un cobrador del frac en crisis;
Clamores de jazz en la memoria,
"everybody wanna be the best",
mi cabeza ha dimitido de esta guerra,
"everybody wanna be somebody".

Lógica ilógica,
pensamientos emocionales,
reflexiones del corazón,
sol lunar,
luna roja.

Eres ésa, 
mi luna roja,
preciosa luna roja,
salsa impetuosa luna roja,
sinfonía irónica luna roja,
dulce beso de desayuno luna roja,
carretera infinita luna roja,
leona despierta luna roja
danzante de Gurdjieff luna roja, 

            ,luna roja,
,ilargi gorria, roja lluna.
A  Lamiak

4 comentarios:

eloy dijo...

David, me encanta esa luna roja, en mi opinión, de lo mejor que te he leído, es la vez en que veo más juntos intenciones y resultados, otras veces en alguno de tus poemas encontraba hallazgos increíbles junto a imágenes que me resultaban algo forzadas. Esta vez todo fluye natural. Pero ya sabes, esto es solo una opinión y tiene ese valor, el de ser lo que yo pienso. Un abrazo, David, me gusta encontrarte tan lunaroja.

Anónimo dijo...

David, si el poema prescindiera del
" Mi " inicial y aún intercalando el "luna roja" quedaría igualmente bonito porque. además. centraría la atención en el verso en sí, que a mi gusto, me parece encantador. Es una idea
Felicitaciones

Clelia (rosa roja jaaaj)

Amando Carabias María dijo...

Me lo he pasado pipa leyendo el poema (o los poemas, o el poema poliédrico). Por suerte, he llegado aquí y he podido hacer el ejercicio de ir pinchando en los enlaces.
La idea me parece muy buena, un poema que son muchos poemas y que además crecen de dentro afuera, hasta explotar en el universo. Del amor de la pareja, hasta el infinito. La salida del mundo es el amor.
Ese renegar del "everybody want to be the best" para llegar a ser la luna roja, por el camino de la interiorización. Llueve en Santiago, noche oscura, luna de plata...
Un poema con banda musical que no es mero acompañamiento, sino que las melodías (y las letras) completan o, mejor dicho, remachan, y ayudan a relanzar.
Un poema con muchas lecturas y posibilidades. Por cierto, esto supone un gran conocimiento musical, porque de lo contrario...
Menudo trabajo. Enhorabuena.

Jorge Encinas Martínez dijo...

Mucho más que un poema. Un sonido, un ambiente, un sabor. Y esa luna roja que preside tu obra. Me da la impresión de que tus recuerdos se encuentran con los míos, se comunican y se entremezclan.

Un abrazo